Fighting AMR Media for medical/Getty Images

Cómo combatir la resistencia antimicrobiana

ZÚRICH – Hace dos semanas, los líderes del G-20 se comprometieron a trabajar juntos para hacer frente a una de las amenazas a la seguridad más urgentes y desconcertantes del mundo: la resistencia antimicrobiana (RAM) -un adversario feroz y en evolución contra el cual las armas terapéuticas convencionales no sirven de nada.

La amenaza es concreta: las bacterias y otros microbios se están volviendo resistentes a los medicamentos disponibles mucho más rápido del tiempo que lleva desarrollar nuevos remedios. Cada año, los microbios resistentes a las drogas acaban con la vida de unas 700.000 personas en todo el mundo -más de tres veces la tasa de mortalidad anual por conflictos armados.

En 2016, un panel especial comisionado por el gobierno británico predijo que, en 2050, unos diez millones más de personas morirán de microbios resistentes a las drogas cada año. La RAM hoy plantea un peligro claro y presente para cada persona en el planeta. A menos que lo enfrentemos de inmediato, podríamos regresar a un mundo en el cual sea común que la gente muera de infecciones básicas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/lOBQ3p2/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.