0

La rebelión de las clases de China que “twittean”

BEIJING --  La semana pasada, se concedió a Liu Xiaobo el premio Nobel de la Paz por su larga lucha no violenta en pro de los derechos humanos fundamentales en China. Dicho premio llega en un momento decisivo de la política china, pues puede pasar a ser un hito en la larga marcha de China hacia una mayor libertad.

Sin embargo, pocas voces han hablado del premio Nobel de la Paz. El departamento de propaganda del Gobierno ha ordenado a los más importantes medios de comunicación que impidan la difusión de la noticia al público en general imponiendo una censura estricta. De hecho, en el telediario nacional de las siete de la tarde de la CCTV, el que cuenta con el mayor auditorio, no se dijo ni palabra sobre Liu el día en que recibió el premio.