0

La resistente democracia de Senegal

DAKAR - Muchos comentaristas dudaban de que la democracia en Senegal, país cuya población es 95% musulmana, fuera a sobrevivir a sus más recientes elecciones, en las que el actual presidente, Abdoulaye Wade, buscaba obtener un controvertido (y legal solo a medias) tercer mandato. Sin embargo, su ya bien establecida democracia no sólo sobrevivió, sino que salió fortalecida. ¿Por qué?

En primer lugar, los ciudadanos senegaleses, a diferencia de Wade, estaban decididos a seguir tácticas pacíficas. Aunque algunos de los candidatos y grupos de la sociedad civil optaron por demostraciones de fuerza ante el régimen, la mayoría de la población decidió derrotar a Wade en las urnas, en una muestra de paciencia y respeto por la tradición electoral que se debe entender desde una perspectiva histórica.