0

Ucrania al borde del abismo

VIENA – Hace siete años la Revolución Naranja de Ucrania alimentó la esperanza de que el país estuviera avanzando hacia una verdadera democracia. Desde entonces, las libertades democráticas se han restringido, la ex primer ministro y líder de la revolución, Yulia Tymoshenko, ha sido encarcelada y el régimen del presidente, Viktor Yanukovych, se ha aislado de la escena internacional. Ucrania se está deshaciendo.

Actualmente, un pequeño grupo de oligarcas que rodean a Yanukovich han secuestrado el poder. Manipulan las elecciones, controlan los medios de comunicación, y están configurando las instituciones del país de modo que sirvan a sus propios intereses empresariales. La condena de Occidente no ha tenido impacto. Mientras dominen las industrias y recursos naturales del país, seguirán teniendo el poder –enfoque que perfeccionó el ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, la figura que toman como ejemplo.