0

El Ayatola contempla un arreglo

 WASHINGTON, DC – Las conversaciones sobre cuestiones nucleares que hace poco mantuvieron en Estambul los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, más Alemania e Irán, han dirigido la atención del mundo hacia los posibles términos de un acuerdo que se podría lograr cuando se vuelvan a reunir las partes, tal vez en Bagdad, el 23 de mayo. ¿Cómo se explica, pues, la aparente nueva voluntad de los dirigentes iraníes para llegar a un acuerdo?

Por supuesto, las sanciones económicas y el aislamiento político han dañado considerablemente al régimen, en especial a la Guardia Revolucionaria, cuyos líderes e industrias han sido el blanco directo de la comunidad internacional. Sin embargo, estos no son los únicos factores.