0

Perdiendo la carrera por la inversión directa

América Latina se encuentra en serios problemas en lo que se refiere a inversión extranjera directa (IED). Es cierto que la IED hacia el continente alcanzó cerca de US$ 70 mil millones en 2006, pero esa cifra está por debajo del pico de 1998-1999, y una gran proporción provino de empresas latinoamericanas que invierten en países vecinos, mientras que han disminuido los flujos procedentes de Europa y Estados Unidos. Muchas compañías se están yendo de la región y no se han materializado las grandes inversiones prometidas por China, particularmente en Brasil.

En su punto máximo en los años 80, y nuevamente en los 90, la proporción destinada a América Latina de la IED total global llegó al 17%. Hoy es apenas el 8% (en 2006), después de promediar 11% en los cinco años anteriores. Entre los países en desarrollo, la proporción de América Latina de IED global también decreció radicalmente, de 40-50% en los años 70 a cerca de la mitad en 2006.