17

Aclaremos la austeridad

MILÁN.- Recientemente he tenido el privilegio de ser orador en la principal conferencia anual del Consejo Económico Alemán, la sección económica y de negocios de la Unión Demócrata Cristiana, el partido gobernante. La canciller Angela Merkel y el Ministro de Finanzas Wolfgang Schäuble también estaban entre los oradores. Fue un evento interesante –y, algo más importante aún, esperanzador.

Pareció claro que Alemania (o al menos este gran conjunto formado por gobernantes, empresas y líderes sindicales) sigue comprometida con el euro y una mayor integración europea, y reconoce que para superar la actual crisis en la región, los costos deberán distribuirse al nivel europeo. Las reformas en Italia y España se perciben correctamente como fundamentales, y parece haber una profunda comprensión (basada en la propia experiencia alemana en la década y media posterior a la reunificación) del largo tiempo necesario para restaurar la competitividad, el empleo y el crecimiento.