Skip to main content
jsmith1_ MIKHAIL KLIMENTYEVAFPGetty Images_trump and putin Mikhail Klimentyev/AFP/Getty Images 

The Year Ahead 2019

Transatlanticismo, interrumpido

BERLÍN – De todas las difamaciones que ha pronunciado el presidente norteamericano, Donald Trump, sus comentarios mendaces sobre la Unión Europea tal vez sean las más ofensivas. “Nadie nos trata peor que la Unión Europea”, dijo Trump en octubre. “La Unión Europea se formó para aprovecharse de nosotros en materia comercial, y eso es lo que ha hecho”.

Obviamente, nada podría ser más ajeno a la verdad. Sin embargo, cuando planteo temores sobre comentarios como estos con amigos que se desempeñan en la administración Trump, siempre recibo la misma respuesta: ignora la retórica y los tuits; presta atención a las políticas. ¿Acaso quienes nos preocupamos por las antiguas alianzas de Estados Unidos deberíamos sentirnos tranquilos con este argumento?

Por un lado, algunas de las políticas de la administración Trump –en particular el significativo incremento en la financiación de la Iniciativa Europea de Disuasión- en efecto reflejan un firme compromiso con los aliados europeos de Estados Unidos. Pero, por otro lado, esas políticas no bastan para contrarrestar el daño duradero que Trump está infligiendo a la relación transatlántica con su retórica destructiva y su evidente desprecio por Europa.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/tEErFoK/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions