US Army personnel alone in Iraq desert US Army personnel Iraq desert/Pixabay

The Year Ahead 2016

Unificar la lucha contra el Estado Islámico

BERLÍN – Los ataques terroristas del 13 de noviembre en París, que golpearon en el corazón de Francia y de Europa como un todo, han traído la amenaza terrorista que representa el Estado Islámico al primer plano de la agenda de la política exterior. En mi opinión, nuestra respuesta no puede ser cerrar las puertas con cerrojo y tapiar las ventanas. Renunciar a nuestro estilo de vida y nuestras sociedades abiertas sería ceder a las pretensiones de los terroristas.

Antes que todo, debemos responder de manera política: más vigilancia en nuestros países y una cooperación más intensa con los organismos de seguridad de nuestros aliados. En Occidente tenemos que demostrar decisión a la hora de combatir la exclusión social que alimenta el sentimiento de enajenamiento, lo que implica intensificar nuestros esfuerzos por integrar a los musulmanes y otros inmigrantes en todos los niveles. Al mismo tiempo, debemos enfrentar el mal del EI en los lugares donde se inició: Irak y Siria.

La noche de los ataques en París, Alemania prometió a Francia que permanecería a su lado. Hace poco decidimos que nuestra responsabilidad de cumplir esta promesa incluye una contribución militar a la lucha contra el EI.

To continue reading, please subscribe to On Point.

To access On Point or our archived content, log in or register now now and read two On Point articles for free and 2 archived contents. For unlimited access to the unrivaled analysis of On Point and archived contents, subscribe now.

required

Log in

http://prosyn.org/b5t4PlS/es;
  1. Nazi Sturmabteilung (SA) Troops in Anti-Semite Street Brawl Universal History Archive/UIG via Getty Images

    The Great Crack-Up, Then and Now

    The Great War laid waste to the economic and political foundations of Europe, but did not establish a new international order, thus setting the stage for the disasters of the 1930s and 1940s. 

    As the world approaches another period of vast economic and political change, the lessons of the interwar interregnum are more relevant than ever.