Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

jmoon2 Getty Images

The Year Ahead 2020

Incontables actos por la paz

SEÚL – La paz no es un estado de tranquilidad, solo se puede alcanzar a través del diálogo y numerosos encuentros, de acciones audaces que hacen posible lo imposible, y de la continua búsqueda de razones para preferirla.

Me gustan los bosques, si los miras atentamente, descubrirás que están continuamente en movimiento: las hojas llevan a cabo la fotosíntesis, las hormigas marchan en fila india transportando alimentos, y las tensiones entre los animales de caza y los depredadores son siempre intensas. Los bosques son pacíficos porque una miríada de actores interconectados dependen unos de otros, incluso mientras compiten.

Mahatma Gandhi dijo que «No existe un camino hacia la paz, sino que la paz es el camino». Como sugieren sus palabras, la paz tiene que ver con expresar vehementemente y con confianza nuestras opiniones, albergando aspiraciones. También surge mientras expresamos opiniones de acuerdo y desacuerdo, y no puede ser lograda por ninguna persona por sí sola. Pensemos en un partido de fútbol: sin importar cuánto alentemos a nuestro equipo, el partido nunca comenzará a menos que también reconozcamos al oponente. Hay paz en el alboroto de un estadio de fútbol.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/pZL1huBes;