Getty Images

The Year Ahead 2018

Un nuevo equilibrio para la era global

LONDRES – Los movimientos proteccionistas y de “restauración del control” continuarán floreciendo mientras la globalización permanezca sin líderes, carezca de rostro humano y avance como si fuera un tren desbocado que rápidamente se sale de control.

Lamentablemente, hay buenas razones por las que la globalización se ha convertido en una mala palabra para millones de personas. Se están derrumbado los pilares del Consenso de Washington,  que tiene 30 años de antigüedad. La mayoría de las personas ahora está de acuerdo en que el libre comercio sin comercio justo crea millones de perdedores, además de crear algunos ganadores. Los flujos de capital no regulados, especialmente los flujos especulativos a corto plazo, pueden desestabilizar las economías. Además, las crecientes desigualdades sociales pueden ser malas para el crecimiento.

Darse cuenta de estos hechos y comprenderlos está agujereando el fundamentalismo de libre mercado – mismo que se centra en la liberalización, la desregulación, la privatización, la reducción de impuestos y la reducción del tamaño del Estado – que ha prevalecido en los círculos de formulación de políticas en las últimas décadas. Hoy en día, diez años después de la crisis financiera mundial, podemos aceptar que las personas y las empresas que actúan exclusivamente en su propio interés no siempre están al servicio de los intereses del público en general.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/6TDMntU/es;

Handpicked to read next

  1. Bettmann/Getty Images

    America First, Fallout Later

    A look back at one of the darker episodes of the 1930s New Deal suggests that we should all be worried about US President Donald Trump’s narrow-minded approach to domestic policymaking. With his relentless pursuit of short-term political gain, Trump may be laying the groundwork for disruptions on a global scale.

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.