School in China School in China/Pixabay

The Year Ahead 2016

La desaceleración de China y la economía de Asia

MANILA – La desaceleración económica de China en 2015 tendrá consecuencias importantes para los países de la región y más allá. Para la mayoría de los países, el crecimiento del PIB por debajo del 7% que se espera este año -y en los próximos años- sería motivo de festejo. Sin embargo, después de tres décadas de crecimiento de dos dígitos, el desempeño cada vez más débil de la que hoy es la segunda economía más grande del mundo es una causa importante de preocupación -y no sólo para los chinos.

Ahora bien, aunque la desaceleración de China tenga consecuencias negativas para algunos países, también crea oportunidades para otros. El destino de los países de la región depende de la estructura de sus economías -y, de manera crucial, de cómo se adapten a la transformación económica en curso de su vecino gigante.

Los países que producen materias primas, como cobre, petróleo y minerales, para fabricación en China ya están viendo los mayores cambios. La desaceleración industrial de China implica una reducción correspondiente en la demanda mundial de esos commodities. Países como Kazajstán y Chile, cuyas economías están profundamente concentradas en esos sectores, encuentran en la contracción un serio desafío.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/dRptRVk/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.