chellaney131_Debajyoti ChakrabortyNurPhoto via Getty Images_china protest Debajyoti Chakraborty/NurPhoto via Getty Images

The Year Ahead 2021

El gran error estratégico de Xi Jinping

NUEVA DELHI – El año 2020 será recordado no sólo por la crisis de la COVID‑19 y el fin de la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos, sino también como el inicio del ajuste de cuentas con China. Con su reputación internacional dañada por la pandemia y una creciente resistencia a sus avances territoriales, China está perdiendo rápidamente capacidad para perseguir sus ambiciones geopolíticas. Y en ningún lugar es más evidente que en las relaciones con la India.

El cambio empezó en mayo. Con la retirada del brutal invierno del Himalaya, una India conmocionada se encontró con que fuerzas chinas habían ocupado cientos de kilómetros cuadrados de frontera en la región de Ladakh, en el confín septentrional del país. Las fuerzas invasoras, respaldadas por miles de soldados en la retaguardia, habían capturado diversas cimas y otros puntos estratégicos, y el Ejército Popular de Liberación (EPL) había establecido bases de avanzada que bloqueaban el acceso de la India a áreas de la frontera disputada que hasta entonces eran de su jurisdicción exclusiva.

Fue un cínico intento de aprovechar no sólo el caos y los padecimientos causados por el más infame producto de exportación global de China, la COVID‑19, sino también una duradera política de apaciguamiento del primer ministro indio Narendra Modi. En los seis años anteriores, Modi se reunió con el presidente chino Xi Jinping dieciocho veces, con la esperanza de alentar relaciones más amistosas (y debilitar el eje China‑Pakistán).

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/LQRZnKfes