Getty Images

The Year Ahead 2018

Por un centrismo revolucionario

LONDRES – El centro del espectro político en Occidente es un ámbito de pragmatismo, mesura y evolución, donde los actores políticos rehúyen de los extremos y buscan el acuerdo. Los centristas desconfían de la retórica grandilocuente y divisiva, y por eso se habituaron a mirar el funcionamiento de la política un poco desde arriba.

Pero hoy la realidad los supera. Cunde el populismo de derecha y de izquierda, y ya no sirven las reglas de antaño. Afirmaciones que hace unos años hubieran inhabilitado a un candidato hoy son pasaporte al corazón de los votantes. Propuestas políticas antes normales ahora se desprecian, y las estrafalarias están de moda. Alianzas políticas que duraron un siglo o más se desintegran debido a profundos cambios sociales, económicos y culturales.

La derecha se resquebraja. El sentimiento nacionalista, xenófobo y a menudo proteccionista imperante da lugar a una nueva alianza. En el Reino Unido, los residentes de las viejas ciudades industriales que siempre apoyaron al laborismo se unen a ricos desreguladores y empresarios en el rechazo a la forma en que está cambiando el mundo y a la “corrección política”. No está claro que esta coalición (y formaciones similares en otros países) pueda sobrevivir a sus contradicciones económicas inherentes, pero yo no subestimaría el poder de cohesión de un sentido compartido de alienación cultural.

To continue reading, please subscribe to On Point.

To access On Point, log in or register now now and read two On Point articles for free. For unlimited access to the unrivaled analysis of On Point, subscribe now.

required

Log in

http://prosyn.org/3iemtI0/es;
  1. Donald Trump delivers his address to a joint session of Congress  Bill Clark/CQ Roll Call/Getty Images

    Trump’s Abominable Snow Job

    • In the 2016 US presidential election, Donald Trump presented himself as a populist who would protect America’s “forgotten” workers from the disruptions of trade and immigration and the nefarious designs of unnamed elites.

    • But, a year after assuming office, it has become abundantly clear that “America first” means workers come last.
  2. Project Syndicate

    PS Commentators’ Best Reads in 2017

    • For the first time, Project Syndicate has asked its contributors what they’ve been reading, and why. 

    • Their choices may surprise, but surely will not disappoint, readers seeking the most important books on history, politics, economics, as well as more than one novel.