patten132 Getty Images

La China post-auge

LONDRES – A los dictadores no les gusta que otros califiquen sus gobiernos. Cualquier tipo de evaluación de sus éxitos o fracasos, incluso por sus colegas y asesores, se puede interpretar como un intento de debilitamiento. Está fuera de cuestión permitir la crítica, por no hablar de alentarla.

El Presidente chino Xi Jinping, el jefe más poderoso del Partido Comunista de China desde Mao Zedong, debe tener intensos sentimientos al respecto. En 2022, buscará al apoyo del Vigésimo Congreso del PCC a su plan de permanecer en el poder un tercer periodo, aboliendo así el límite de dos períodos establecido por Deng Xiaoping, y que se ha seguido desde entonces.

Esa disposición fue en parte un intento de impedir volver a una dictadura como la de Mao, y tuvo éxito en colectivizar el liderazgo del PCC. Sin embargo, basta mirar el culto a la personalidad creado por Xi y penetrar el significado del “pensamiento de Xi Jinping”, que hoy está incorporado a la constitución del Partido, para comprender las intenciones del actual presidente chino.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/wzjJW10es