barro10 Getty Images

Powell no es ningún Volcker

CAMBRIDGE – Casi sentimos pena por el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, cuando ante el Congreso en septiembre manifestó frustración por las presiones inflacionarias que afectaban la economía estadounidense. Lo bueno es que, finalmente, reconoció la existencia de una inflación que duraría más que unos pocos meses.

Pero luego pasó a decir que la política monetaria expansionista de la Fed no tenía la culpa. Esa política incluye tasas de interés nominales de corto plazo cercanas a cero, una ampliación del balance de la Fed a la friolera de 8 billones de dólares y una continuación de las compras de activos a una tasa mensual de 120.000 millones de dólares. Si alguna vez hubo una política monetaria agresiva, es ciertamente ésta.

Powell sigue insistiendo en que la alta inflación de hoy tiene que ver con cuellos de botella temporarios y problemas de las cadenas de suministro que son producto de la recesión inducida por la pandemia y la subsiguiente recuperación despareja. Según esta visión, la Fed es simplemente un agente pasivo que hace lo mejor para ofrecer suficiente liquidez para que la inflación del lado de la oferta no altere los mercados financieros y la economía general.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/r9ANwDwes