muasher8 Getty Images

Melancolía en el páramo de Oriente Medio

AMÁN – En 2021 hubo grandes eventos en Oriente Medio y el norte de África, que seguirán afectando el futuro durante mucho tiempo. La retirada de EE. UU. de Afganistán fue solo la última señal de que la región no solo está cambiando rápidamente, sino que también pierde posiciones en la lista de prioridades de la comunidad internacional.

Ya se ve muy diferente de la región que el mundo conoció en las últimas décadas, debido a los últimos sucesos del conflicto árabe-israelí (especialmente la firma de los acuerdos de Abraham), la implosión del Líbano y la crisis en Túnez, entre otras cuestiones. Gran parte de las creencias populares acerca de la región —y en su interior— dejaron de ser válidas.

Debido a la desastrosa invasión y ocupación estadounidense de Irak en 2003, el pueblo estadounidense se resiste desde hace tiempo a las intervenciones militares y la construcción de naciones. La retirada de Afganistán fue la manifestación final de ese desencanto. Los votantes y gobiernos estadounidenses posteriores llegaron a la conclusión de que su país no es especialmente adepto a promover la democracia ni crear instituciones más allá de sus fronteras. Y como la bonanza del esquisto realmente eliminó su dependencia del petróleo de Oriente Medio, decayó el interés de EE. UU. por los países que no parecen dispuestos a establecer sistemas políticos y económicos más productivos e inclusivos, o capaces de ello.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/VQTA4K4es