Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

lwanda2_matejmo_africaglobefloatingnumbers matejmo/Getty Images

Zimbabue necesita su propia criptomoneda

ADDIS ABABA – Cuando el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, fue derrocado en noviembre de 2017, después de 30 años en el poder, muchos esperaban que la decadencia económica generada durante su gobierno se revertiría. Pero, un año y medio después, la economía no da señales de recuperación, gracias a una crisis monetaria en curso. ¿Una criptomoneda basada en la cadena de bloques podría ser la cura para los males de Zimbabue?

Hace poco más de diez años, Zimbabue se vio aquejado por una hiperinflación tan severa –que alcanzó un pico de 89.700 millones por ciento en noviembre de 2008- que decidió abandonar su moneda y adoptar en su lugar una canasta de monedas internacionales, encabezada por el dólar estadounidense. Pero una enorme escasez de dólares hizo subir los precios, y llevó al gobierno a introducir, en 2016, sus propios billetes y monedas, que supuestamente valían lo mismo que los dólares estadounidenses.

Sin embargo, debido a la falta de confianza, la nueva moneda se negociaba con un descuento importante en el mercado negro. Los dólares seguían saliendo del país más rápido de lo que entraban y el gobierno recientemente fusionó su moneda y todo el dinero electrónico en una nueva unidad: el dólar RTGS (por Real Time Gross Settlement, o liquidación bruta en tiempo real).

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/8IvtVCres;
  1. solana114_FADEL SENNAAFP via Getty Images_libyaprotestflag Fadel Senna/AFP via Getty Images

    Relieving Libya’s Agony

    Javier Solana

    The credibility of all external actors in the Libyan conflict is now at stake. The main domestic players will lower their maximalist pretensions only when their foreign supporters do the same, ending hypocrisy once and for all and making a sincere effort to find room for consensus.

    4

Edit Newsletter Preferences