buruma179_ChesnotGetty Images_zemmour Chesnot/Getty Images

Éric Zemmour y la venganza de Vichy

NUEVA YORK – El periodista, estrella de la televisión y posible candidato presidencial francés Éric Zemmour está teniendo mucho éxito con sus ideas reaccionarias extremas. Algunas de sus propuestas son que los musulmanes deben elegir entre su religión y Francia, que la deportación de inmigrantes musulmanes es viable y que se prohíban los nombres extranjeros. Odia a los «cosmopolitas», y cree que el liberalismo está destruyendo la familia francesa.

Zemmour ya recibió dos condenas por discriminación racial e incitación al odio. Su libro El suicidio francés, publicado en 2014, vendió más de medio millón de copias en Francia. Las encuestas sugieren que en la elección presidencial del año entrante, Zemmour puede conseguir hasta el 16% de los votos.

El pensamiento de Zemmour enraíza en una tradición que se remonta a la Revolución Francesa de 1789. Los conservadores católicos y los intelectuales de derecha, que odiaban a la república secular surgida de la revolución, siempre despotricaron de liberales, cosmopolitas, inmigrantes y otros enemigos de su idea de una sociedad basada en la pureza étnica, la obediencia a la Iglesia y los valores familiares. Y eran casi invariablemente antisemitas. En el famoso escándalo de la década de 1890, cuando se acusó falsamente de traición al capitán del ejército Alfred Dreyfus, que era judío, tomaron partido por los acusadores.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/WrvDf5jes