2

Evitar una crisis financiera en China

BEIJING – Los mercados siempre están en la búsqueda de una historia, y los inversionistas, al parecer, han encontrado una nueva este año en China. La desaceleración del crecimiento del país y los riesgos financieros crecientes han originado una ola de pesimismo que hace que los economistas en todo el mundo prevengan sobre un colapso inminente.

Sin embargo, los pronósticos desesperados en cuanto a China han abundado a lo largo de los últimos treinta años, y ninguno se ha materializado. ¿Son realmente distintos los de ahora?

La respuesta rápida es no. Al igual que los pronósticos del pasado, las advertencias de ahora se basan en antecedentes históricos e indicadores universales contra China, que tiene características económicas únicas, y sencillamente no se pueden analizar certeramente.

El punto central es que la complejidad y peculiaridad de la economía china significan que hacer una evaluación sobre su estado y desempeño actuales requiere de un análisis detallado que explique el mayor número posible de factores de contrapeso. En gran parte los pronósticos no tienen sentido dado que los supuestos que los sustentan cambiarán invariablemente con el tiempo.