The assembly line at Ford Bill Pugliano/Getty Images

¿Debilitar el sistema comercial multilateral?

BRUSELAS – El libre comercio parece tener pocos defensores estos días. Si bien los volúmenes comerciales reales se están recuperando de la recesión post-crisis y de la caída de los precios de las materias primas, la "globalización" se ha vuelto cada vez más polémica, como lo demostró la elección del presidente norteamericano, Donald Trump, sobre la base de una promesa de romper los acuerdos internacionales y ponerse duro con los socios comerciales. ¿Qué significa esto para el futuro del sistema comercial basado en reglas?

Hace unos 60 años, cuando se concibió el actual sistema comercial global basado en reglas, Estados Unidos era la única "híperpotencia" económica del mundo, y ejercía un predominio incuestionable en las industrias más avanzadas de la época. Con suficiente poder para imponer reglas, y suficiente dominio para poder contar con recibir el mayor porcentaje de las ganancias, podía -y de hecho lo hizo- desempeñar el papel de "superpotencia benevolente". 

En la medida que Japón y Europa se recuperaban de la Segunda Guerra Mundial -y Europa recibía un impulso adicional a partir de la integración económica-, el liderazgo de Estados Unidos comenzó a menguar y, para los años 1970 y 1980, Estados Unidos compartía el poder sobre la agenda comercial del mundo con Europa. De todos modos, como Estados Unidos y Europa comparten tantos intereses comunes, por lo general adhirieron a una estrategia de cooperación.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/hm98BeK/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.