alam1_massoud

Apoyemos a Ahmad Massoud y la resistencia afgana

PANSHIR, AFGANISTÁN – Mientras la comunidad internacional deja a Afganistán en el abandono, los luchadores veteranos de las guerras contra la Unión Soviética y los talibanes están volviendo a sus antiguas bases, situadas en las profundidades del Valle de Panshir, en la región centro-norte del país. Aunque algunos pueblos de Panshir han caído en manos de los talibanes, un Frente de Resistencia Nacional similar al que combatió contra los soviéticos y ayudó a Estados Unidos a derrocar a los talibanes en 2001 ha empezado a organizar una campaña de resistencia.

Su causa es justa y necesaria, ya que una gran variedad de organizaciones terroristas se está reuniendo en otras partes del país. Se trata de un peligro claro e inminente para todo el planeta, ya que las montañas y valles afganos han sido el caldo de cultivo para movimientos yihadistas que después se propagaron a otros países, como Argelia, Libia, Siria y Arabia Saudí.

El restablecimiento del régimen talibán ya está inspirando a muchos de esos grupos. Los aliados de al-Qaeda en la ciudad siria de Idlib lo celebran abiertamente, así como lo hace Hamas. El regreso de los talibanes al poder ha dado a los grupos islamistas violentos no solo una fuerte victoria moral, sino –y esto es lo más preocupante- un refugio seguro. Uno de los más cercanos colaboradores de Osama bin Laden, fundador de al-Qaeda, ya ha vuelto triunfantemente a Afganistán.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/k2iJOtEes