0

¿Salvaremos al Sistema Financiero Internacional?

El Banco Mundial y el FMI terminaron sus reuniones anuales, las cuales fueron recibidas por múltiples manifestaciones callejeras y una escasez de ideas innovadoras. En el presente texto George Soros sugiere una osada nueva táctica para reestructurar el sistema financiero mundial.

El sistema financiero internacional está descompuesto en el sentido de que no es capaz de proveer el capital adecuado a los países que lo necesitan más y sí califican para obtenerlo. Los mercados financieros globales absorben la mayoría de los ahorros mundiales hacia el centro, pero no logran bombear el dinero de vuelta a la periferia. Sin duda, desde 1997 ha habido un flujo inverso de capital desde los países ubicados en la pobre periferia de la economía mundial hasta aquellos que radican en el adinerado centro.

Los hechos hablan por sí mismos. Estados Unidos (EEUU) tiene un déficit crónico en la cuenta corriente que se acerca a un sorprendente 5% del PIB; $242 mil millones en la primera mitad del presente año. Al mismo tiempo, Brasil, el cual ha aplicado políticas económicas adecuadas y tiene un presupuesto y un superávit comercial sanos, no puede refinanciar su deuda a tasas aceptables.

La creencia prevaleciente de que la disciplina de mercado corrige tales desequilibrios es falsa, por dos razones: primero, los mercados financieros son inherentemente inestables; segundo, el sistema financiero internacional está predispuesto en favor de la zona central en la que se encuentra el dinero.