0

¿Sobrevivirá la alianza Estados Unidos-Japón?

CAMBRIDGE – El año próximo se celebra el 50 aniversario del Tratado de Seguridad de Estados Unidos y Japón, un elemento central de estabilidad en Asia del Este durante medio siglo. Pero ahora que los japoneses están experimentando un período de incertidumbre política interna, y que las pruebas nucleares y lanzamientos de misiles de Corea del Norte aumentan su ansiedad, ¿Japón revertirá su decisión duradera de no buscar una capacidad nacional de disuasión nuclear? ¿La alianza entre Estados Unidos y Japón está llegando a su fin?

A comienzos de los años 1990, muchos norteamericanos consideraban a Japón como una amenaza económica. Algunos -en ambos países- veían la alianza de seguridad como una reliquia de la Guerra Fría que había que desechar.

Estas tendencias se revirtieron con el "Informe de Estrategia de Asia del Este" de 1995 de la administración Clinton. En 1996, la Declaración Clinton-Hashimoto determinó que la alianza de seguridad de Estados Unidos y Japón era la base de la estabilidad que permitiría una creciente prosperidad en Asia del Este tras la Guerra Fría. Esa estrategia ha perdurado sobre una base bipartidaria en Estados Unidos, y las encuestas demuestran que aún cuenta con una amplia aceptación en Japón. La mayoría de los observadores que siguen de cerca la relación coinciden en que la alianza de Estados Unidos y Japón está en mucho mejor estado hoy que hace 15 años.

No obstante, la alianza enfrenta tres desafíos importantes en un nuevo contexto externo. Uno es Corea del Norte, cuyo comportamiento reciente ha sido astuto y engañoso. Los norcoreanos han violado sus acuerdos, sabiendo que a China, el país con el mayor apalancamiento potencial, le preocupa y mucho la caída del régimen en Corea del Norte, y la consiguiente amenaza de caos en sus fronteras.