0

¿Bajarán en 2012 los mercados en ascenso?

BERNA – Los mercados en ascenso han tenido unos resultados asombrosamente buenos en los siete últimos años. En muchos casos, han superado con gran diferencia a los países industrializados avanzados en crecimiento económico, proporción de la deuda respecto del PIB, política fiscal anticíclica y evaluaciones por parte de las agencias de calificación y los mercados financieros.

Sin embargo, al comenzar 2012 los inversores están preguntándose si los mercados en ascenso no irán a tener una corrección, desencadenada por una nueva ola de actuaciones para eliminar los riesgos. ¿Experimentará China una caída brusca? ¿Afectará a América Latina una bajada de los precios de los productos básicos? ¿Se extenderán los problemas de la Unión Europa en materia de deuda soberana a países vecinos, como, por ejemplo, Turquía?

De hecho, pocos son los que creen que se pueda mantener el rápido crecimiento económico y los elevados déficits comerciales que Turquía ha experimentado en los últimos años. Asimismo, unas altas tasas de aumento del PIB en el Brasil y la Argentina en el mismo período podrían invertirse pronto, en particular si bajan los precios de los  productos básicos, perspectiva nada remota, si la economía china empieza a flaquear o los tipos de interés reales mundiales aumentan en este año. A su vez, China podría tener una brusca caída, cuando su burbuja inmobiliaria estalle y los bancos del país se vean obligados a afrontar los préstamos fallidos.

No se trata de una exagerada elucubración catastrofista. El Banco Mundial acaba de empeorar los pronósticos económicos sobre los países en desarrollo en sus Perspectivas económicas mundiales para 2012, publicadas en este mes. Por ejemplo, se pronostica que el aumento anual del PIB del Brasil, que se estancó en el tercer trimestre de 2011, ascienda al 3,4 por ciento en 2012, menos de la mitad de la tasa de 7,5 por ciento registrada en 2010. Como reflejo de una desaceleración en la segunda mitad de ese año en la India, el Asia meridional está experimentando una desaceleración tras seis años intensísimos, con un crecimiento del 9,1 por ciento en 2010, entre  otras cosas. Se prevé que el crecimiento regional se desacelere aún más, hasta el 5,8 por ciento, en 2012.