Las razones de la importancia de Wolfensohn

Al final de este mes, el mandato de diez años de James Wolfensohn como Presidente del Banco Mundial toca a su fin. Aunque falta mucho por realizar y consolidar, sus logros como dirigente de la comunidad internacional en pro del desarrollo son dignos de mención y brindan una base sólida a partir de la cual continuar la labor.

Tal vez la contribución más importante de Wolfensohn fuera la de aclarar la misión del Banco –fomentar el crecimiento y erradicar la pobreza en el mundo en desarrollo- y al tiempo reconocer la ingente escala de esa tarea y la insuficiencia de los planeamientos anteriores.

Hubo un tiempo en que se pensaba que, como los países en desarrollo tenían menos capital que los más desarrollados, bastaría con proporcionarles más capital para resolver sus problemas. De hecho, esa concepción fue una de las razones para la creación del Banco Mundial: si el problema era una escasez de fondos, era evidente que un banco había de ser una parte decisiva de la solución.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/sKt7cla/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.