benami179_Joe RaedleGetty Images_USsoldierafghanistan Joe Raedle/Getty Images

Los fracasos de Estados Unidos en construcción de estados

TEL AVIV – «Afganistán fue la misión de construcción nacional por excelencia», escribió el expresidente estadounidense George W. Bush en su libro de memorias de 2010. «Habíamos liberado al país de una dictadura primitiva, y teníamos la obligación moral de dejar en el lugar algo mejor». Esta lógica no tiene nada de sorprendente: a los proyectos coloniales siempre se los describió como «misiones civilizadoras». Y (como sucedió en Afganistán) han fracasado una y otra vez. En realidad, el único modo de crear un estado nacional es desde adentro.

Es verdad que Estados Unidos también tuvo algunos intentos de construcción estatal exitosos, por ejemplo el Plan Marshall que implementó en Europa occidental después de la Segunda Guerra Mundial. Pero aquí se trató más de «reconstrucción» que de construir algo desde cero, y tuvo lugar en países con un historial de capacidad estatal, economía de mercado en funcionamiento y tradición de cohesión nacional. Además, casi todos los detalles de la reconstrucción se dejaron en manos de figuras locales.

Estados Unidos también tuvo éxito en sus intentos de democratización posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Pero aquí tampoco se trató de «exportar la democracia» a países sin una tradición en ese sentido, sino más bien de construir sobre los valores latentes de la República de Weimar en la Alemania ocupada y de la democracia de la era Taishō en Japón.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/x4gyRdKes