0

Las razones por las que el ejército de Turquía permanecerá en casa

Justo cuando el humo de los conflictos políticos internos de Turquía del pasado año había empezado a disiparse, otro ataque mortal por parte de separatistas kurdos a soldados turcos ha hecho que el Gobierno amenazara con ataques militares dentro del Iraq septentrional. Esa perspectiva plantea riesgos para Turquía, el Iraq y los Estados Unidos, pero hay razones para dudar que la situación sea tan peligrosa como titulares recientes indican.

Turquía acusa a los kurdos del Iraq de albergar a entre 3.000 y 3.500 de los más activos militantes kurdos de Turquía: los guerrilleros separatistas del PKK, a los que se achaca la muerte de 80 soldados turcos durante este año. El problema llegó a su punto de ebullición el 7 de octubre, cuando guerreros kurdos mataron a 13 soldados turcos cerca de la frontera de Turquía con el Iraq.

El público turco ha pedido que se actúe y el gobierno del Primer Ministro Recep Tayyip Erdogan ha respondido. El 17 de octubre, pese a las peticiones de paciencia y contención del Iraq y de los Estados Unidos, los legisladores turcos decidieron por 507 votos a favor y 19 en contra autorizar a Erdogan a que ordenara ataques militares transfronterizos en el Iraq en cualquier momento del año que viene.

Erdogan ha enviado un mensaje enérgico a los kurdos iraquíes, pero, por varias razones, es probable que el ejército turco limite sus operaciones a incursiones en pequeña escala y ataques aéreos a blancos concretos en lugar de lanzar una guerra sin cuartel.