8

Un año decisivo para las reformas financieras

ZANZÍBAR – Una extraña predicción para el año entrante: 2013 constituirá un hito para las reformas financieras. Es cierto, si bien la crisis financiera mundial estalló hace más de cuatro años y las reformas financieras Dodd-Frank entraron en vigor en Estados Unidos ya en 2010, el funcionamiento de Street no ha cambiado mucho –excepto por el aumento en el tamaño y poder de las mayores empresas. Sin embargo, hay motivos para esperar progresos reales durante el nuevo año.

La Reserva Federal estadounidense finalmente está cambiando su forma de pensar. En una serie de importantes discursos durante este otoño, el gobernador Dan Tarullo sostuvo que el problema de las instituciones financieras «demasiado grandes para caer» se mantiene. Debemos tomar medidas adicionales para reducir el nivel de riesgo sistémico –que incluyan límites al tamaño de nuestros bancos más grandes. Las noticias indican que la Fed ha comenzado a rechazar algunas fusiones bancarias.

Al mismo tiempo, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) de EE. UU. se ha convertido en un bastión de sensatez sobre las cuestiones relacionadas con el sector financiero. Esto es en parte porque la FDIC es la encargada de solucionar los problemas cuando las empresas del sector financiero fracasan. Sus funcionarios de mayor jerarquía tienen entonces fuertes incentivos para evitar que los riesgos se salgan de control y proteger así su fondo de seguros. La FDIC está mostrando liderazgo intelectual además de capacidades organizacionales –los discursos de su vicepresidente, Tom Hoenig, son de lectura obligatoria.

Wall Street contraataca, por supuesto. Pero las continuas series de escándalos que rodean a los megabancos mundiales dificultan mantener el semblante cuando los ejecutivos insisten en que nuestros mayores bancos deben conservar su escala y alcance actual. ¿Necesitamos que el HSBC facilite el lavado mundial de dinero? ¿Necesitamos que Barclays y UBS manipulen la LIBOR (una referencia clave para las tasas de interés en todo el mundo)? ¿Necesitamos aún mayores pérdidas por las lamentables operaciones bursátiles del JP Morgan Chase?