0

Por qué voy contra Putin

Rusia está atravesando por una de las crisis más profundas y prolongadas de la historia moderna. Se trata de una crisis provocada por el hombre que ha golpeado todas las esferas de la sociedad y del Estado. Esta crisis no es un desastre natural sino consecuencia de la elección de una falsa doctrina de reformas que está llevando al país a la degradación.

Pocos creen en la capacidad del régimen de Putin para lograr cambios serios. La corrupción y la ineficiencia del aparato del Estado y la incompetencia y la inercia del gobierno no dan esperanzas de un verdadero mejoramiento en las condiciones de vida. En lugar de que el Estado se fortalezca, está volviendo a nacer como un aparato burocrático-policial para aplastar las protestas sociales, exigir sobornos y asegurar la represión política.

Yo estoy buscando la presidencia con el fin de limpiar la corrupción y la arbitrariedad burocrática del aparato estatal y para convocar a personas competentes y responsables a que participen al servicio del Estado. Rusia ya no puede aguantar otros cuatro años de pillaje y destrucción.

Estoy buscando la presidencia con el fin de implementar un verdadero programa de reconstrucción económica. El régimen actual no echará a andar un programa de ese tipo y seguirá al servicio de los clanes oligárquicos que se han enriquecido saqueando los bienes del Estado. El régimen corrupto e irresponsable de Putin se ha convertido en parte del sistema de parasitismo oligárquico, con su distribución patológicamente injusta de bienes e ingresos.