0

Por qué importa el libre comercio

NUEVA YORK - Al contrario de lo que a menudo afirman los escépticos, la defensa del libre comercio cuenta con bases sólidas. Se extiende no sólo a la prosperidad general (o "PNB agregado"), sino también a los resultados distributivos, lo que hace que el argumento de libre comercio sea además moralmente atractivo.

El vínculo entre apertura comercial y prosperidad económica es fuerte y sugerente. Por ejemplo, Arvind Panagariya de la Universidad de Columbia dividió los países en desarrollo en dos grupos: países "milagro" con índices de crecimiento per cápita del PIB de 3% o superior, y países "debacle" con tasas de crecimiento negativa o cero. Panagariya encontró que los índices de crecimiento del comercio reproducían esa tendencia en el período 1961-1999.

Por supuesto, se podría argumentar que el crecimiento del PIB hace crecer el comercio, y no al revés... hasta que uno examina los países en profundidad. Tampoco se puede argumentar que el crecimiento del comercio tenga poco que ver con la política comercial: si bien los menores costos del transporte han incrementado los volúmenes de comercio, también lo ha hecho la constante reducción de las barreras comerciales.

Más convincente es el notable repunte de las tasas de crecimiento del PIB en la India y China después de haber desmantelado las barreras comerciales a finales de 1980 y principios de 1990. En ambos países, la decisión de revertir las políticas proteccionistas no fue la única reforma que se llevó a cabo, pero fue un componente importante.