9

La verdad sobre la soberanía

CAMBRIDGE – Durante el debate mantenido hace poco en el parlamento francés para discutir el nuevo tratado fiscal europeo, el gobierno socialista de Francia negó vehementemente que su ratificación supusiera una limitación de la soberanía del país. El primer ministro Jean‑Marc Ayrault aseguró que el tratado no impone “ninguna restricción en el nivel del gasto público” y agregó que “El parlamento de la República Francesa conserva la soberanía presupuestaria”.

Mientras Ayrault intentaba tranquilizar a sus colegas más escépticos (entre ellos, muchos miembros de su propio partido), el Comisario Europeo de Competencia, Joaquín Almunia, estaba enviando un mensaje similar a sus compañeros socialdemócratas en Bruselas. Para que Europa salga adelante, les dijo, debe demostrar que están equivocados los que creen que hay un conflicto entre globalización y soberanía.

A nadie le gusta ceder soberanía nacional, y parece que a los políticos de izquierda menos que a nadie. Pero al negar el hecho evidente de que para que la eurozona sea viable es necesario introducir restricciones sustanciales a la soberanía, los líderes europeos están engañando a sus votantes, retrasando la europeización de la política democrática y aumentando el costo político y económico que habrá que pagar en definitiva.

El objetivo al que apunta la eurozona es lograr la plena integración económica de la región, lo cual implica eliminar los costos de transacción que obstaculizan las actividades comerciales y financieras transfronterizas. Para que esto sea posible, es evidente que los gobiernos deben abstenerse de aplicar restricciones directas al comercio y los flujos de capital; pero además, deben armonizar con los otros estados miembros sus normas y reglamentos nacionales (por ejemplo, las normas de seguridad de los productos y las normativas bancarias), para evitar que opongan barreras indirectas al comercio. Y también deben comprometerse a no hacer cambios en estas políticas, ya que de lo contrario la incertidumbre misma actuará como costo de transacción.