velasco110_ERNESTO BENAVIDESAFP via Getty Images_covid peru Ernesto Benavides/AFP via Getty Images

El tsunami del Covid y los mercados emergentes

LONDRES – El trabajo de quienes dan la alarma de tsunami es ingrato. Si se produce un terremoto en Australia, o la erupción de un volcán subterráneo cerca de Java, las estaciones navales de Japón, Vietnam, Filipinas, Nueva Zelandia, e incluso las más lejanas, en Perú y Chile, entran en estado de alerta y avisan a los residentes de las zonas costeras que puede venir una gran ola. Cuando aciertan, quienes dan la alarma salvan miles de vidas; cuando se equivocan, tratan de ignorar el desprecio al que son condenados, sabiendo que la próxima vez puede que sí llegue la ola grande.

En 2020, el mundo esperaba que el tsunami del Covid-19 devastaría a las naciones de ingresos medios y bajos. La ola llegó y sus consecuencias fueron dolorosas, pero menos de lo que se pensaba.

Contrariando las expectativas, los países ricos de Europa Occidental y América del Norte son los que han sufrido más muertes y mayores daños económicos. La ex Economista Jefe del Banco Mundial, Pinelopi Koujianou Goldberg, y Tristan Reed reportan una correlación positiva y robusta entre el ingreso per cápita y el número de muertes por millón de habitantes. A fines de enero, en el Reino Unido las muertes por millón eran el doble de las de Sudáfrica, 13 veces más que las de India, y alrededor de 30 veces más que las de Bangladesh, Paquistán, Siria y Gambia. El caso de Estados Unidos es casi igual al británico.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/z9DGaijes