La profilaxis pre-exposición puede salvar vidas

LONDRES – En octubre, dos grupos que investigan la eficacia de un fármaco potencialmente revolucionario en la lucha contra el VIH hicieron algo fuera de lo común. Anunciaron que los ensayos clínicos del fármaco, un antirretroviral llamado Truvada, habían dado resultados lo bastante buenos como para poner fin a la fase aleatorizada de los estudios, y que estaban ofreciendo la píldora a todos los participantes.

Los investigadores hallaron que el riesgo de contagio de VIH en varones gays que tomaron Truvada, además de usar condón durante las relaciones sexuales, fue considerablemente menor. Esto es una nueva prueba de la eficacia de la profilaxis pre-exposición (PPrE), una técnica por la que personas VIH-negativas usan fármacos antirretrovirales para protegerse de la infección. En 2011, en un ensayo financiado por la Fundación Gates, se descubrió que el uso de Truvada en parejas heterosexuales reducía un 73% el riesgo de transmisión del VIH.

De modo que quienes luchan para prevenir la difusión del VIH/SIDA tienen una nueva herramienta en su arsenal. La pregunta es cómo hacerla llegar a quienes más la necesitan: hombres gays en países en desarrollo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/YgdYP95/es;