¿Quién es quién en la nómina de Putin?

MOSCU – El ex canciller de Alemania Gerhard Schroeder es una leyenda en Rusia. Sirve a los intereses de Gazprom a cambio de unos miserables millones de euros al año, participa en sesiones de la Academia Rusa de Ciencias y escribe libros sobre su amistad incondicional con "Genosse Wladimir" que, en un pasado no tan distante, se ganó el bien merecido mote de "Stasi" en los círculos empresarios de la gangsterizada San Petersburgo.

Pero no resulta a las claras obvio si hoy es Schroeder el que le lame las botas a Putin o viceversa. Ambos están construyendo, o intentando construir, el gasoducto Nord Stream, un proyecto excepcionalmente costoso que satisface objetivos estratégicos mellizos. Claramente hostil a los intereses tanto de Belarús como de Ucrania, el gasoducto está destinado a asegurar que estos países estén bajo el pulgar energético de Rusia, más allá de quién esté en el poder en Minsk y Kiev.

Asimismo, el gasoducto también consolidará la condición de la economía rusa como un apéndice de la de Alemania -su proveedor de recursos naturales-. Algunos de los antecesores de Schroeder en el puesto de canciller alemán intentaron alcanzar el mismo objetivo por medios bastante diferentes.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/4hXXoyQ/es;