0

Y después del referéndum del Likud, ¿qué?

La propuesta del Primer Ministro Ariel Sharon de una retirada unilateral de la Faja de Gaza y de parte de la Ribera Occidental ha sido derrotada abrumadoramente por un referéndum dentro de su partido, el Likud, con una derrota que parece humillante. Sin embargo, es probable que tenga poco o ningún efecto en la intención de Sharon de seguir adelante con el plan.

En un primer momento, parece sorprendente, ya que antes del referéndum dijo que aceptaría su resultado, pero Sharon tiene 75 años de edad y probablemente dentro de dos años se habrá jubilado. Está decidido a convertir su plan en su legado político. Como no existe precedente de un referéndum dentro del partido, puede argüir que el voto no es vinculante para él.

Además, Sharon se aseguró de que sus principales rivales políticos -en particular, el ex Primer Ministro Benjamin (Bibi) Netanyahu- apoyaron su plan. Ahora no están en condiciones de desafiarlo como adalides de la oposición dentro del Likud.

Así, pues, si bien algunos miembros pueden abandonar, a Sharon puede resultarle fácil controlar el partido. Además, muchos partidarios de Sharon, divididos por la combinación de costos y beneficios que vieron en el plan, se quedaron en casa e incluso votaron contra él, pero siguen queriendo que Sharon sea su dirigente.