0

¿Qué han aprendido los activistas del clima?

COPENHAGUE --  Los partidarios de reducciones drásticas de las emisiones de dióxido de carbono hablan ahora menos que en otro tiempo del cambio climático. Los defensores del clima cambiaron de actitud después del fracaso de la cumbre sobre el clima celebrada en Copenhague el pasado mes de diciembre y la revelación de errores en la labor del grupo de las Naciones Unidas sobre el cambio climático y ante el escepticismo público en aumento y la pérdida de interés.

Aunque algunos activistas siguen recurriendo a tácticas intimidatorias –como atestigua el lanzamiento de un anuncio en el que se representa la explosión con bomba de quienes vacilen a la hora de aceptar las reducciones de las emisiones de carbono–, muchos otros dedican más tiempo ahora a poner de relieve los “beneficios” de la política que propugnan. Ya no se refieren a la inminente fatalidad climática, sino al inesperado beneficio económico que resultará de la adopción de la economía “verde”.

Se pueden encontrar ejemplos en todo el mundo, pero uno de los mejores es el que ofrece mi país, Dinamarca, donde una comisión del mundo académico nombrada por el Gobierno presentó recientemente sus propuestas sobre cómo podría el país actuar por su cuenta y llegar a estar “libre de combustibles fósiles” en el plazo de cuarenta años. El objetivo es impresionante: más del 80 por ciento del suministro energético de Dinamarca procede de los combustibles fósiles, que son espectacularmente más baratos y fiables que fuente energética verde alguna.

Yo asistí al lanzamiento de la comisión y me asombró que la “Comisión del Clima” apenas mencionara el cambio climático. Esa omisión es comprensible, ya que un país por sí solo no puede hacer gran cosa para detener el calentamiento planetario. Si de verdad Dinamarca llegara a estar libre en un ciento por ciento de combustibles fósiles en 2050 y siguiera estándolo durante el resto del siglo, el efecto, en 2100, sería el de retrasar el aumento de la temperatura media mundial tan sólo dos semanas.