0

¿Qué quiere el Japón de los Estados Unidos?

OSAKA – Tres meses después de la aplastante victoria del Partido Democrático del Japón (PDJ) en las elecciones generales, la política exterior y de seguridad del nuevo gobierno parece cada vez más opuesta a la de los Estados Unidos. De hecho, existe una preocupación cada vez mayor en ambos lados del Pacífico por que el Primer Ministro, Yukio Hatoyama, se proponga volver la espalda al decadente hegemón de los Estados Unidos y aproximarse a una China en ascenso. De hecho, Hotoyama ha anunciado su rudimentaria idea de la creación de una comunidad del Asia oriental que excluya a los EE.UU.

Hatoyama se ha apresurado a intentar cumplir el programa electoral del PDJ y las promesas que él mismo hizo en público: entre ellas, el fin del reabastecimiento en las operaciones de control marítimo, encabezadas por los Estados Unidos, en el océano Índico, la reducción del apoyo de país anfitrión a las fuerzas de los EE.UU. radicadas en el Japón y la revisión del acuerdo sobre el estatuto de las fuerzas.

Además, Hatoyama está decidido a revelar un acuerdo nuclear secreto de la época de la Guerra Fría, por el que se abrían los puertos japoneses a los buques de los EE.UU. que transportaran armas nucleares, en contravención de los tres principios de la no proliferación nuclear, por los que se ha regido la política oficial desde finales del decenio de 1960. Por último –y no se trata de lo menos importante–, Hatoyama está aplazando la aplicación de un acuerdo bilateral con los EE.UU. para trasladar una base de infantería de marina radicada en la isla de Okinawa de Futenma a Henoko, con lo que ha creado confusión respecto del plan estadounidense de trasladar a Guam una parte de las fuerzas que tiene en Okinawa.

Sin embargo, no se ha entendido bien la importancia de esas iniciativas. La firmeza de Hatoyama con los EE.UU. está en consonancia con la situación del Japón como mayor acreedor del mundo con los menores daños en su sector bancario, pero no ha habido un cambio decisivo en la política exterior ni lo habrá en un futuro próximo.