El retorno de la Rusia de Weimar

La expresión "Rusia de Weimar" apareció por primera vez hace cerca de 13 años, en el punto culminante de la confrontación entre el entonces Presidente Boris Yeltsin y el Soviet Supremo, que terminó cuando los tanques de Yeltsin rodearon el parlamento. El significado era claro para todos: la Rusia de Weimar, al igual que la Alemania de Weimar, significaba una república débil que es atacada desde dentro por nacionalistas que anhelaban restablecer métodos autoritarios.

A fines de los 90 y en los primeros años de la presente década, los problemas que hicieron surgir temores de un estado disfuncional parecieron difuminarse. No obstante, en los últimos 18 meses el espectro de Weimar nuevamente ha comenzado a perseguir a Rusia.

Si se la lleva a sus extremos, la respuesta de la sociedad rusa a su dolorosa modernización podría degenerar en una revolución nacionalista encabezada por xenófobos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/mYljZSK/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.