Guerras por el agua

¿Qué es más decisivo para el futuro de la Humanidad –y de la vida en general—que el agua? El agua abunda en la naturaleza y la mayoría de la Humanidad ha vivido más de diez milenios sin preocuparse ni una sola vez por ella.

La obtenemos, la usamos, la tiramos, la mayoría de las veces de nuevo a los ríos y los océanos, pero podría ser que muy pronto resultara que no tuviéramos bastante agua potable, que representa tan sólo el 3 por ciento de toda el agua disponible en nuestro planeta. Cuando pensamos en las luchas que podemos tener por el petróleo, nos estremecemos al imaginar a dónde podría conducir una falta de agua. Mientras que América Latina parece bien provista, la situación es muy diferente en otras zonas. Europa está acercándose a sus límites y la escasez de agua ya es una cuestión urgente en África, el Asia central y China.

A lo largo de los 20 o 30 últimos años, hemos empezado a entender lo que está en juego, gracias a iniciativas como el Foro Mundial del Agua, que celebró su cuarta reunión anual en marzo. Lamentablemente, el Foro no es aún un organismo oficial y no tiene capacidad para adoptar decisiones, pero la existencia de un foro para el pensamiento y el debate ha aportado al menos un beneficio: un mejor conocimiento de las cuestiones relativas al agua entre el público y los encargados de la adopción de decisiones.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/MjgJpKW/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.