0

¿Wal-Mart de punta a punta?

¿Quiere saber qué videoclip pronto estará aterrando a los formuladores de políticas de todo el mundo? En un escenario que se asemeja misteriosamente a la propagación de una pandemia global, el economista Thomas Holmes preparó una simulación de un mapa dinámico que muestra la propagación de las tiendas Wal-Mart por todo Estados Unidos. Arrancando en el epicentro de Bentonville, Arkansas, donde Sam Walton abrió su primera tienda en 1962, las tiendas Wal-Mart, con su aspecto de cajas gigantes, se han multiplicado al punto de que el norteamericano promedio vive a menos de siete kilómetros de una de ellas.

Curiosamente, el video muestra cómo las tiendas se despliegan como los pétalos de una flor, engrosándose y expandiéndose cada vez más. En lugar de lanzarse a las costas –el 80% de los norteamericanos vive como mucho a 80 kilómetros de los océanos Pacífico o Atlántico-, las tiendas Wal-Mart se propagaron de manera orgánica a través de una cadena de abastecimiento en constante expansión. Si bien cada tienda nueva le resta ventas a las tiendas Wal-Mart que ya están establecidas en los alrededores, la eficiencia cada vez mayor en el abastecimiento ayuda a mantener el crecimiento general de la cadena.

Uno puede amar u odiar a la firma, pero lo que es innegable es que Wal-Mart es el ejemplo más esencial de los costos y beneficios de la globalización moderna. Los consumidores pagan considerablemente menos que en un negocio tradicional. Por ejemplo, los economistas estiman que la sección alimentos de Wal-Mart cobra el 25% menos que una típica cadena de supermercados grande. Las diferencias de precios para muchos otros productos son incluso mayores.

Consideremos el siguiente dato asombroso: junto con unos pocos megamercados de la misma clase (Target, Best Buy y Home Depot), Wal-Mart representa aproximadamente el 50% de la ventaja en cuanto a mayor productividad de Estados Unidos sobre Europa en los últimos diez años –ventaja de la que tanto alarde se hace-. ¡Cincuenta por ciento! Los progresos similares que hicieron las cadenas de abastecimiento mayoristas representan otro 25%. El concepto de que los norteamericanos mejoraron en todo mientras que otros países ricos permanecieron estancados es, por ende, absolutamente engañoso. El milagro de la productividad norteamericano y el auge del comercio minorista al estilo Wal-Mart son prácticamente sinónimos.