Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

schwarzer5_Thierry MonasseGetty Images_ursula von der leyen Thierry Monasse/Getty Images

Tareas para Ursula von der Leyen

BERLÍN – Cuando hace cinco años Jean-Claude Juncker asumió la presidencia de la Comisión Europea, se encontró con desafíos formidables. Pero su sucesora, Ursula von der Leyen, enfrenta una prueba todavía más compleja.

Como ella misma resaltó en su “agenda para Europa”, una de sus prioridades principales será darle “un nuevo impulso a la democracia europea”. La nueva presidenta puede fortalecer la legitimidad democrática de la Unión Europea por dos vías: por el lado productivo, asegurando que la UE cumpla las expectativas de la ciudadanía, en tiempos de cambio acelerado y desafíos externos cada vez más grandes; por el lado receptivo, fomentando una cooperación constructiva con el Parlamento Europeo.

Pero hoy, la gran fragmentación y polarización del Parlamento Europeo dificulta la creación de una coalición proeuropea estable. Para obtener la aprobación de leyes, von der Leyen necesitará el apoyo de los conservadores y de los socialdemócratas, a la par de una relación de trabajo sólida y productiva con los verdes y los liberales. Es probable que en determinadas áreas tenga que formar coaliciones flexibles, algo que llevará tiempo y acrecentará el riesgo de fracasos políticos en temas contenciosos.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/9U1Ayk8es;