Enseñanzas chinas para el Vietnam

TOKIO – Durante treinta años después del final de la segunda guerra mundial, el Vietnam fue objeto de la atención mundial. Sus victorias sobe Francia y los Estados Unidos fueron las decisivas guerras de independencia de la época poscolonial, pero, después de aquellas escenas inmortales de los helicópteros del ejército de los EE.UU. inmóviles en el aire por encima de la abandonada embajada de los EE.UU. en Saigón en 1975, Vietnam desapareció prácticamente de la conciencia mundial.

Ya no. La estratégica situación del Vietnam –como vecino de China y paralelo a las grandes rutas marítimas de Asia–  siempre dio una importancia enorme al país, lo que puede ser una razón por la que sus guerras anticoloniales duraron tanto. Sin embargo, en los últimos años la importancia estratégica del Vietnam ha aumentado espectacularmente, por las enormes –y no siempre ampliamente reconocidas– transformaciones de sus resultados económicos y de la orientación de su política exterior.

Revitalizado por dos decenios de un rápido crecimiento económico y una apertura muy amplia al mundo exterior, el Vietnam es ahora un protagonista en ascenso de los asuntos económicos y de seguridad regionales. De hecho, en los últimos meses el país ha desempeñado un papel decisivo en la contribución a la creación del nuevo orden de Asia en materia de seguridad.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/hIoleEr/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.