haseltine6_Ben HastyMediaNews GroupReading Eagle via Getty Images_covid testing us Ben Hasty/MediaNews Group/Reading Eagle via Getty Images

¿Estados Unidos puede derrotar al COVID-19?

CAMBRIDGE – Después de un año de un incremento sostenido de casos de COVID-19, tal vez Estados Unidos finalmente esté en un punto de inflexión. La reciente caída general en la cantidad de nuevas infecciones representa una oportunidad, por fin, de eliminar el virus dentro de las fronteras de Estados Unidos, y de empezar a erradicarlo a nivel global. Pero esta ventana quizá no esté abierta durante mucho tiempo, dado el surgimiento de nuevas variantes más transmisibles y un resurgimiento de casos en algunas partes del medio oeste del país.

Las recientes caídas probablemente sean el resultado de una inmunidad estacional de la población (los coronavirus, en general, son contagios estacionales), de la vacunación y de un renovado compromiso con medidas de seguridad como las mascarillas faciales y el distanciamiento social. Si Estados Unidos puede mantener estas prácticas y contener las nuevas cepas, rápidamente puede lograr que las nuevas infecciones diarias bajen a alrededor de 3.000, momento en el cual la transmisión local podría eliminarse a través de testeos rápidos, rastreos de contactos y aislamiento obligatorio asistido generalizados.

Muchos verán esto como una tarea abrumadora. Pero Australia, Bután, China, Nueva Zelanda, Singapur, Taiwán y otros han utilizado precisamente esta estrategia para mantener los conteos de casos cerca de cero e impedir la propagación de nuevas cepas. Si Estados Unidos pudiera adoptar la misma estrategia de tres patas y luego ayudar a otros países a hacer lo mismo, estaríamos muy cerca de lograr el objetivo de un mundo sin COVID-19.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/apfBby8es