10

La política exterior y la campaña presidencial de los Estados Unidos

NUEVA YORK – Es imposible saber a quién elegirán los americanos para que sea su próximo presidente, pero lo que es seguro es que esa elección tendrá consecuencias profundas, buenas o malas, para el mundo entero.

Más que ninguna otra cosa, eso refleja la realidad continua del poder americano. También refleja la certeza casi total de que el próximo presidente heredará un mundo presa de una considerable agitación. Lo que decida hacer y cómo decida hacerlo importará mucho a la población del mundo entero.

Ahora bien, resulta difícil saber qué papel desempeñará la política exterior a la hora de determinar quién será el próximo ocupante del Despacho Oval. Aún faltan 17 meses para las elecciones de 2016. Hasta entonces, muchas cosas pueden ocurrir y ocurrirán.

A lo largo del año próximo se desarrollarán dos procesos políticos relacionados, pero distintos: las contiendas para la selección de los candidatos en los partidos Demócrata y Republicano. La ex Secretaria de Estado Hillary Clinton es la que va en cabeza en el Partido Demócrata, si bien la selección de su candidatura no es una conclusión a la que se pueda llegar de antemano. En cualquier caso, la política exterior tendrá poco que ver con la decisión, pues las cuestiones que más preocupan a los votantes que vayan a participar en las elecciones primarias demócratas son de carácter interno y económico.