leonard83_btgbtgGetty Images_USEUflags btgbtg/Getty Images

¿Unidad atlántica en su máximo?

WASHINGTON, DC – Los líderes europeos respiran con alivio ahora que en la elección de mitad de mandato en los Estados Unidos no se produjo una «ola roja» republicana. La composición definitiva de la Cámara de Representantes todavía no se conoce, pero los demócratas conservan el Senado, y ya está claro que el Congreso no estará lleno de aislacionistas simpatizantes de Donald Trump y de Vladímir Putin. Pero para los europeos, no es momento de celebrar, sino de prepararse para la próxima tormenta potencial.

Durante el año que pasó, Europa disfrutó un extraordinario momento de unidad transatlántica. La alianza con Estados Unidos dio una respuesta unida a la invasión rusa de Ucrania: se impusieron sanciones en forma coordinada y Estados Unidos consultó a los gobiernos europeos antes de llevar adelante conversaciones sobre el futuro de la seguridad europea con el Kremlin. La OTAN (a la que en 2019 el presidente francés Emmanuel Macron le declaró la «muerte cerebral») goza de buena salud y va camino de recibir a Finlandia y Suecia como nuevos miembros. Y por fin los europeos están gastando más en defensa; incluso Alemania alcanzó la meta largamente prometida del 2% del PIB.

Además, estadounidenses y europeos coinciden en general respecto del desafío estratégico que plantea China, sobre todo ahora que su presidente Xi Jinping (que ha gobernado con amenazas económicas y una política exterior agresiva) extendió y consolidó su poder. Hay una fuerte sensación de que «Occidente está de vuelta». Estados Unidos y Europa están poniendo una nueva unidad política al servicio de los valores compartidos y de una visión común del tipo de mundo que quieren.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/A3IQd8ses