3

El secuestro de la recuperación de Estados Unidos

BERKELEY – Estados Unidos se enfrenta a una nueva ronda de recortes en el gasto del gobierno federal, esta vez estos recortes amenazan con disminuir el crecimiento del PIB en por lo menos 0,5 puntos porcentuales y con precipitar una pérdida de al menos un millón de puestos de trabajo. Los recortes generalizados del gasto, los llamados “secuestros” del gasto reducirían el gasto en $85 mil millones, lo que significa para este año un recorte de alrededor del 8% en los programas de defensa y de un 5% en los programas domésticos – y con recortes adicionales de similares montos en dólares cada año hasta el año 2021.

Todas las funciones importantes del gobierno –seguridad nacional, ayuda exterior, investigación básica, ayuda de emergencia y educación, sólo para nombrar unos pocos ejemplos destacados – sufrirían un golpe inmediato y considerable en lo que se refiere a su financiación. Estos recortes, junto con la subida de impuestos acordada en el mes de enero, quitarían alrededor de 1,25 puntos porcentuales del crecimiento del PIB del año 2013, destinando a la economía a otro año de recuperación tibia e incrementos decepcionantes en cuanto a puestos de trabajo.

El verdadero objetivo de los defensores del secuestro de gastos es lograr un gobierno federal más pequeño – un objetivo que a menudo se oculta detrás del argumento de que el gasto público excesivo asfixia el crecimiento económico. Aunque este es un argumento políticamente convincente, porque aviva los temores del público relativos a un déficit fuera de control, se ve desmentido por los hechos.

El anémico gasto del gobierno, no el libertinaje en el gasto, ha sido un factor de importancia detrás de la deslucida recuperación de la economía. De acuerdo con un informe reciente (recent report) de la Oficina de Presupuesto del Congreso, los grandes recortes del gasto que realizaron los gobiernos estatales y locales –  y, más recientemente, la reducción significativa que se llevó a cabo en el gasto federal – han contribuido a la inusual y prolongada debilidad de la demanda agregada.