fischer174_cbies_getty images_transatlantic relationship cbies/Getty Images

Última llamada para el transatlanticismo

BERLÍN – Muchos norteamericanos ya han votado, y muchos más pronto irán a las urnas en lo que será el acontecimiento político más importante del mundo este año. La elección presidencial de Estados Unidos en 2020 es un momento decisivo en todos los sentidos de la palabra, no sólo para la democracia norteamericana sino también para el transatlanticismo y el futuro de Occidente.

Si Donald Trump es reelecto, hay buenas razones para dudar de que el transatlanticismo sobreviva los próximos cuatro años, o de que Occidente se mantenga unido de manera significativa. Sería un verdadero desastre en un año ya desastroso.

Afortunadamente, el contendiente demócrata de Trump, Joe Biden, ha liderado de manera consistente en las encuestas de opinión, lo que significa que pronto podría haber una oportunidad de que Occidente resurja como un actor geopolítico. La pregunta es cómo debería ser una relación transatlántica post-Trump. Regresar simplemente a la era pre-Trump no es una opción. Demasiado ha cambiado a ambos lados del Atlántico en los últimos años, incluidos los propios actores políticos clave.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/3uk6wMbes