chinese migrant worker Lucas Schifres/Getty Images

El daño colateral de la guerra fría sino-norteamericana

CLAREMONT, CALIFORNIA – Cada vez más la escalada de la contienda comercial entre Estados Unidos y China es vista como la campaña de inicio de una nueva guerra fría. Pero este choque de titanes, en caso de seguir escalando, le costará caro a ambas partes, al punto que incluso el ganador (más probablemente, Estados Unidos) quizás encuentre su victoria pírrica. 

Sin embargo, el que pagaría el precio más alto es el resto del mundo. En verdad, a pesar de la baja probabilidad de un choque militar directo entre Estados Unidos y China, una nueva guerra fría sin duda produciría un daño colateral de tan amplio alcance y tan severo que el propio futuro de la humanidad podría verse en peligro.

Las tensiones bilaterales ya están contribuyendo a un desacople económico que está resonando en toda la economía global. Si el fin de la Guerra Fría en 1991 dio origen a la era dorada de la integración económica global, el comienzo de la nueva guerra fría entre las dos economías más grandes del mundo sin duda producirá división y fragmentación.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/Aa40gzDes