bildt72_BEHROUZ MEHRIAFP via Getty Images_iranUSposter Behrouz Mehri/AFP via Getty Images

Rehenes de la historia

NUEVA DELHI – Durante la reciente exacerbación de hostilidades entre Estados Unidos e Irán, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó que estaba preparado para bombardear “52 sitios iraníes (en representación de los 52 rehenes estadounidenses tomados por Irán hace ya muchos años)”. Algunos de estos objetivos, agregó, serían “importantes para... la cultura iraní”, lo que sugería que Trump estaba dispuesto a atacar sitios que son parte del patrimonio nacional iraní.

El tuit de Trump insinúa que su política con respecto a Irán está arraigada en el pasado, como si las acciones tomadas hoy irían a representar una respuesta tardía a las heridas infligidas hace mucho tiempo. Si es así, su gobierno tiene algo en común con el régimen iraní, mismo que durante mucho tiempo ha permanecido obsesionado con las heridas reales y percibidas de antaño.

Al fin y al cabo, los iraníes (y muchos otros) señalan hasta el cansancio que Estados Unidos participó en el golpe del año 1953 en Irán que depuso al primer ministro elegido democráticamente, Mohammad Mosaddegh, e instaló el régimen de Mohammad Reza Shah Pahlavi, quien a su vez fue derrocado durante la Revolución Islámica de 1979. De igual manera, los iraníes señalan, de manera repetitiva, que Estados Unidos ayudó a Saddam Hussein durante la despiadada guerra entre Irak e Irán en la década de 1980.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/EPBI0rHes